martes, 29 de diciembre de 2015

Bluff del Pentágono: Los falsos documentos de ISIS en Siria

 
 
Urgente24.com  |29/12/2015 Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
 
 
 
Alerta | PANORAMA
Opine | Enviar a un amigo Ir a Urgente24

Bluff del Pentágono: Los falsos documentos de ISIS en Siria

Una serie de documentos falsificados buscó señalar al ISIS como responsable de saqueos, violaciones y destrucción de templos que en realidad estuvieron en manos de chiíes iraquíes. Los documentos fueron presentados por el Pentágono a la prensa, que rapidamente descubrió el engaño de la mano de expertos.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - En los últimos días la agencia Reuters difundió documentos suministrados por el Gobierno estadounidense que fueron incautados a ISIS en una operación de comandos en Siria el pasado mayo. Estos documentos -muchos de ellos fetuas supuestamente religiosas- revelan cómo la organización tiene reglamentado el uso del “botín de guerra”, de las esclavas sexuales e incluso de órganos humanos para transplantes. Muchos de estos datos habían sido dados a conocer ya, pero su publicación se ha producido inmediatamente después de que el Pentágono entregara a la prensa un documento del EI que resultó ser una burda falsificación.
 
El pasado 22 de diciembre, en vísperas del ataque del ejército iraquí para expulsar al EI de la ciudad iraquí de Ramadi, el portavoz del Pentágono para la campaña contra el EI, coronel Steve Warren, entregó a los periodistas un papel con el sello del Estado Islámico titulado Retirada de Faluya en el que se decía que los yihadistas se retirarían de la ciudad por no resultar útil pero, antes, deberían vestirse como soldados iraquíes y milicianos chiíes, y así destruir mezquitas, volar edificios con civiles dentro, violar mujeres, saquear a conciencia y filmarlo todo para enviar los vídeos a las cadenas Al Yazira y Al Arabiya.
 
De cualquier modo, un ex agente de inteligencia en Iraq y un experto en las milicias chiíes iraquíes consultados enseguida por Foreign Policy , aseguraron que el documento no pasaba la prueba del algodón y que probablemente había sido elaborado por las milicias chiíes iraquíes, cuya brutalidad hacia la población suní ha sido repetidas veces denunciada. Se trataría de tapar los desmanes cometidos por ellas mismas para atribuirlos al EI. Según se ha afirmado, las milicias chiíes no han participado esta vez en la liberación de Ramadi.
 
De la misma opinión era el analista Aymenn Jawad al Tamimi, quizás el mayor experto en documentos del Estado Islámico. Al Tamimi detectó graves fallos en ubicaciones geográficas y en el lenguaje utilizado en ese papel, similares a los observados en otros tres documentos falsos, uno de ellos titulado nada menos que Retirada de Iraq. La organización utiliza términos muy concretos para ciertas cosas, y en este sentido es muy normativo. Además, y a propósito de la alusión a las cadenas árabes Al Yazira y Al Arabiya, el EI nunca se dirige a ellas para divulgar sus mensajes como era habitual en Al Qaeda, ya que dispone de sus propios medios.
 
La hipótesis entonces es que existe la posibilidad de que alguien haya estado engañando a la gente del Pentágono.
 
Tras el error del coronel Warren, quien sostuvo que el papel había sido obtenido por fuerzas iraquíes, la agencia Reuters empezó a publicar los documentos del Pentágono, contenidos en discos duros, lápices de memoria, DVDs, CDs y papeles, que muestran cómo el Estado Islámico tiene establecidos departamentos o diwanes para gestionar “botines de guerra”, entre ellos esclavos, y la explotación de recursos naturales como el petróleo.
 
El jefe del Pentágono, Ashton Carter, anunció el pasado 16 de mayo que, justo la noche anterior, 24 comandos de la Delta Force desembarcaron de helicópteros en la localidad de Al Amr (en la provincia siria de Deir Ezzor) e irrumpieron en la casa del tunecino Fathi ben Awn ben Jildi Murad al Tunisi, más conocido como Abu Sayyaf. El responsable financiero del Estado Islámico fue muerto a tiros; su mujer, Um Sayyaf, a quien se consideraba responsable del tráfico de seres humanos, fue capturada, y una joven yazidí de 18 años fue liberada.
 
La eficiencia en esta operación muestra por lo menos algo importante: Estados Unidos tenía la información de inteligencia correcta, sabía quién era su objetivo y dónde se encontraba. El caso recuerda el de Samir Abd Mohamed al Jifaui, alias Haji Bakr, el iraquí que organizó la expansión del Estado Islámico en Siria y que fue muerto por la milicia Al Tauid en enero del 2014 en Tel Rifaat. Los documentos que se le incautaron acabaron siendo publicados por Der Spiegel . Del mismo modo, el asalto por tropas iraquíes a la casa de Abu Abdulrahman al Bilawi, jefe militar del EI en Iraq, el 5 de junio del 2014, aportó una buena serie de documentos que revelaron la estructura organizativa del Estado Islámico y los nombres de sus líderes.
 
Ahora, en un momento en que la administración Obama necesita demostrar -o aparentar- que tiene un plan efectivo contra el Estado Islámico, la publicación de los documentos de Abu Sayyaf no descubre casi nada que no se supiera ya (Al Tamimi ha obtenido numeros papeles por otras vías) pero sirve a los responsables estadounidenses para decir que les han ayudado a detectar las “debilidades” de la organización yihadista.
 
Se desconoce qué cantidad de estos papeles permanece todavía en secreto, y Reuters señala que “no pudo verificar independientemente la autenticidad de los documentos que obtuvo, que suponen una pequeña parte del material obtenido en la operación en Siria”.
 
Tráfico de órganos humanos
 
Reuters reveló la semana pasada las normas del comité de fetuas sobre el transplante de órganos. Según la fetua 68, que tiene fecha del 31 de enero del 2015, “transplantar órganos de un apóstata a un musulmán (...) es permisible”. Del mismo modo, “no está prohibido la extirpación de órganos que pueda acabar con la vida de un cautivo”. Se especifica incluso que los órganos a transplantar pueden ser extirpados tanto si el cautivo está vivo como si está muerto.
 
La fetua no dice nada sobre el comercio de órganos, algo de lo que las autoridades iraquíes han acusado al EI, pero las autoridades estadounidenses dicen que no pueden corroborarlo. Informaciones no confirmadas procedentes de la ciudad de Mosul y al parecer recogidas de fuentes hospitalarias apuntan a lo mismo. El embajador iraquí ante la ONU, Mohamed al Alhakim, afirmó en febrero que 12 médicos de Mosul habían sido asesinados por negarse a extirpar órganos y urgió al Consejo de Seguridad a investigarlo.
 
No se sabe nada todavía de este asunto pero es significativo el texto que encabeza la fetua 68. “No hay duda de que los hospitales musulmanes se ven saturados con enfermedades que son incurables por los médicos y duras para los pacientes, como dolencias cardíacas y renales y otras enfermedades fatales o degenerativas”.
 
Esclavas sexuales
 
El uso de esclavas sexuales aparece codificado en la fetua 64, con fecha del 29 de enero del 2015 y es una ampliación más legal del folleto titulado De las normas del creador sobre capturar prisioneros y la esclavitud, difundido en octubre del 2014. Hay que recordar que fue en el verano del 2014 cuando los yihadistas secuestraron, esclavizaron y violaron aparentemente a miles de mujeres yazidíes en Iraq.
 
La fetua 64 parece pretender poner orden ante una cadena de violaciones. Así, el texto señala que “una de las consecuencias de la yihad es que mujeres y niños de los infieles se han convertido en cautivos de los musulmanes. En consecuencia, es necesario aclarar algunas reglas sobre la captura de prisioneros para evitar toda violación en su trato”. Algunas de esas normas son las siguientes:
 
-Si una mujer está embarazada, no están permitidas las relaciones sexuales hasta después del parto.
 
-El propietario de una cautiva que tenga una hija solo puede tener relaciones con una u otra, no con ambas.
 
-El propietario de dos hermanas solo puede tener relaciones con una de ellas.
 
-Un padre y un hijo no pueden compartir esclava sexual, ni ninguno de ellos con la esclava propiedad de la madre.
 
-Si el propietario deja embarazada a una mujer, no puede venderla y ella quedará libre cuando él muera.
 
-Si una esclava es liberada por su propietario, este no puede tener relaciones con ella.
 
-El propietario de una cautiva “debe mostrarle compasión, ser amable con ella, no humillarla y no asignarle trabajos que sea incapaz de realizar”.
 
-El propietario de una cautiva no debe venderla a alguien que la tratará mal.
 
Evidentemente, no vale la pena preguntarse hasta qué punto se cumplen estas normas que, según los redactores de la fetua, están destinadas a proteger a las esclavas... Los yihadistas han esclavizado y violado a niñas de 12 años, y si algo muestra esta fetua es la voluntad y el empeño del EI en ser visto como un verdadero estado que administra la vida de sus súbditos.
Opine en la Web Ir a Urgente24
  Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
Enviar mi opinion por email | Consultas y contacto aquí
Modificar mis datos aquí | Cancelar suscripción a esta alerta. | Baja Definitiva
Este mensaje y la lista de suscriptores a quienes es enviado cumple con lo establecido en la la Ley Nº 25.326 Art. 27 Inc. 3 (Ley de "Habeas Data") de la República Argentina.
Copyright 2013 Urgente 24 | Todos los derechos reservados.

No hay comentarios: