lunes, 16 de febrero de 2015

En venganza, Egipto atacó a Estado Islámico en Libia

 
 
Urgente24.com  |16/02/2015 Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
 
 
 
Alerta | GLOBAL
Opine | Enviar a un amigo Ir a Urgente24

En venganza, Egipto atacó a Estado Islámico en Libia

El Ejército egipcio ha bombardeado durante la madrugada del lunes 16/02 posiciones de Estado Islámico (EI) en Libia como represalia por el asesinato de 21 rehenes cristianos egipcios coptos. El presidente de Egipto, Abdelfatá Al Sisi, había convocado a una reunión de emergencia para verificar la autenticidad del video, como ya hiciera con las anteriores imágenes de los secuestrados que Estado Islámico difundió el jueves 12/02. Los egipcios habrían sido secuestrados por seguidores de la formación yihadista entre los meses de diciembre y enero en la localidad de Sirte, controlada por milicias islamistas.

Alia Magda Elmahdi, de 23 años, se ha convertido en un ícono de respuesta ante las atrocidades del Estado Islámico (EI). La joven egipcia publicó una foto donde defeca desnuda sobre la bandera de los radicales. Detrás de ella aparecen 2 ametralladoras de plástico y una mujer de espaldas que hace gestos obscenos. Si bien Elmahdi nació en El Cairo, Egipto, tuvo que mudarse en el 2012 a Suecia por sus publicaciones en un blog durante la Primavera Árabe. "Protesto contra Estado Islámico y su forma de aterrorizar a la gente mediante la violencia", declaró Aliaa Elmahdy al medio sueco Kulturnyheterna. "He recibido algunas amenazas firmadas por EI, pero no sabemos si se trata de la organización terrorista o de otros que tratan de asustarme" agregó.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Una operación militar de Egipto en Libia se produjo unas horas después de la publicación en una cuenta de Twitter asociada a Estado Islámico (EI o Isis) de un video en el que se pudo observar la presunta decapitación de un grupo de cristianos inmigrantes egipcios, secuestrados en 2 incursiones ocurridas en diciembre y enero. 
 
Fue la 1ra. vez que el gobierno egipcio reconoció haber atacado Libia. Durante los últimos meses se filtró en diversas ocasiones que Egipto habría participado en bombardeos aéreos conducidos en colaboración con Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, pero El Cairo siempre lo negó.
 
Según fuentes del Ejército egipcio, el objetivo de los bombardeos aéreos, en los que también participaron las Fuerzas Aéreas libias, fueron campos de entrenamiento, arsenales de armas y centros de comunicaciones del EI situados en varias localizaciones del este del país árabe. 
 
En declaraciones a la televisión egipcia, Saqer al-Jurushi, un comandante libio, estimó que los ataques han provocado la muerte de entre 40 y 50 militantes del EI. “Hoy y mañana se llevarán a cabo más bombardeos aéreos en coordinación con Egipto”, añadió. El escuadrón de aviones que participaron en la primera oleada de ataques no sufrió ninguna baja, según informó la televisión nacional egipcia.
 
Aunque se desconoce con exactitud la zona sobre la que han caído las bombas de la aviación egipcia, los ataques de Ejército libio (respaldado por el Gobierno de Tobruk) han tenido como objetivo Derna, en la franja este del país, según informa Reuters. En noviembre 2014, la ONG Human Rights Watch denunció en un reporte las vejaciones llevadas a cabo por un grupo vinculado al EI, el Consejo de la Shura de la Juventud Islámica.
 
El domingo 15/02 por la noche, después de presidir una reunión de urgencia del Consejo de Defensa Nacional, el presidente Abdelfattá al Sisi ya advirtió en un mensaje televisivo que Egipto se reservaba “el derecho a responder cómo y cuándo considere conveniente”. 
 
Además de condenar el salvaje atentado, el rais decretó siete días de duelo. En un comunicado, el Consejo de Defensa Nacional aseguró que la acción militar era “una venganza por la sangre derramada de los egipcios”.
 
La acción ha vuelto a reabrir en los medios egipcios el debate sobre la conveniencia de una intervención militar terrestre de Egipto en Libia contra los feudos del yihadismo en el país vecino. 
 
Hasta el momento, Egipto ha proporcionado asistencia militar a las tropas de Jalifa Hafter, el general que creó una alianza militar y lanzó la primavera del año pasado una cruzada contra varias milicias islamistas basadas en el este de Libia. 
 
En declaraciones a la televisión egipcia, Hafter se mostró dispuesto a intensificar la colaboración con el Ejército egipcio con la finalidad de erradicar las bases del EI en Libia. “Los libios están ayudando al Ejército egipcio a vengarse de estas fuerzas terroristas”, dijo Hafter en una entrevista con la televisión egipcia Dream TV.
 
La historia
 
El grupo yihadista Estado Islámico (EI) difundió este domingo 15/02 un video exhibiendo la ejecución de una veintena de cristianos coptos egipcios que habían sido capturados en Libia. 
 
En la grabación, de 321 segundos de duración (5 minutos y 1 segundo), y cuya autenticidad ya ha sido verificada por la Iglesia Cristiana Copta egipcia, aparece el grupo de civiles egipcios trasladados por extremistas enmascarados, supuestamente en la capital libia, Trípoli, donde fueron decapitados. 
 
El video, emitido por una de las productoras del EI, Al Hayat, fue difundido en foros yihadistas bajo el titulo "Un mensaje firmado con sangre para la nación de la cruz", en referencia a los cristianos. 
 
Uno de los yihadistas advirtió de que se trata de un acto en reacción "a una guerra de los cruzados" contra EI.
 
En las imágenes, aparecen varios extremistas, vestidos de negro, sujetando a los rehenes por la espalda y trasladándolos en fila por la orilla del mar, en lo que parece una playa, que, según escriben en el video, está localizada en el norte de Tripoli, en la costa del mar Mediterráneo. 
 
Las víctimas, que vestían el uniforme naranja con el que los yihadistas visten a sus rehenes, llevaban las manos atadas a la espalda y no mostraban signos de resistencia, aunque varios de ellos aparecen rezando antes de su decapitación por sus verdugos. 
 
Uno de los yihadistas, que hablaba en un perfecto inglés, advirtió, antes del asesinato, de que se trata de un acto en reacción "a una guerra de los cruzados" contra el EI. 
 
Además, en el video se precisa que el asesinato de la veintena de coptos es una "venganza por Camelia" Shehata, una mujer copta que supuestamente se convirtió al Islam en 2005 y cuyo caso fue muy polémico durante los últimos años de mandato del expresidente egipcio Hosni Mubarak (1981-2011). 
 
Shehata se refugió o fue retenida en un monasterio, según distintas versiones, lo que desató las protestas de la mayoría musulmana de Egipto, que reclamaba que fuera liberada por la Iglesia. 
 
EI difundió el 12/02 en Internet las fotografías de los 21 coptos supuestamente secuestrados en el N°7 de su revista en inglés Dabiq. 
 
En enero, al menos 13 trabajadores coptos fueron tomados como rehenes por unos asaltantes, que se creía eran miembros de una brigada islamista, en la ciudad de Sirte, en el norte de Libia. 
 
Sirte, a 500 kilómetros al este de Trípoli, está en manos de las milicias islamistas, entre ellas Ansar al Sharia, filial del EI en Libia y que el Consejo de Seguridad de la ONU añadió en diciembre 2014 a su lista de organizaciones terroristas. 
 
Un tío en problemas
 
En tanto, el tío del líder de Estado Islámico, Abú Bakr al Bagdadi, ha sido detenido en el marco de una masiva operación de seguridad contra la organización yihadista en la ciudad iraquí de Samarra, según han informado fuentes de seguridad a la televisión oficial iraquí.
 
"Un equipo del Regimiento de Misiones Especiales ha conseguido arrestar al tío de Al Bagdadi, Salá Ibrahim Abdulmomen, y al marido de su sobrina, Dhiya Nuri Sadun", según las fuentes de la provincia de Dhi Qar, que describió a ambos como "2 de los principales comandantes de Estado Islámico" en la ciudad santa iraquí.
 
Al mismo tiempo, el Ejército iraquí ha redoblado sus esfuerzos para asentar su posición en la conflictiva provincia de Anbar después de las voces de alarma de líderes tribales iraquíes que han advertido de que podría caer "en cuestión de horas" en manos de Estado Islámico.
 
La operación se ha centrado en la localidad de Al Baghdadi, en poder de las milicias yihadistas, según ha informado a Al Arabiya el notable Oda al Jugaifi. Esta ciudad se encuentra cerca de la base militar de Al Asad, donde un centenar de instructores estadounidenses entrenan a las fuerzas iraquíes. En las últimas semanas, las instalaciones, rodeadas de milicianos de EI, han sido objeto de varios ataques.
 
El avance de Estado Islámico en Anbar despertó la voz de alarma de Naim al Gaud, líder de la tribu suní Albu Mimr, uno de los grandes aliados locales de USA durante la guerra de Irak y una de las facciones que más pérdidas ha sufrido en los combates contra Estado Islámico, que ha ejecutado a cientos de sus miembros.
 
"En Anbar estamos perdiendo terreno, no ganándolo", ha declarado Al Gaud a la CNN. El caso de Anbar, estima, es muy diferente a las derrotas experimentadas por Estado Islámico en ciudades como Kobani (Siria) y ha solicitado a Washington que intervenga sobre el terreno a través de la entrega directa de armas a las tribus y el envío de infantería.
 
En la ofensiva más reciente del grupo islamista autodenominado Estado Islámico, un escuadrón de militantes vestidos con el uniforme del ejército iraquí intentó bombardear una base en el occidente de Irak donde están basados unos 320 soldados estadounidenses.
 
El "ataque directo" contra la base de Ayn al Asad, en la provincia de Anbar, ocurrió el viernes 13/02, 1 día después de que los extremistas tomaran el control de la ciudad de al Baghdadi, a unos 8 kilómetros de la base.
 
Tal como informó un comunicado de la Fuerza Especial de Operaciones Conjuntas de USA, entre 20 y 25 hombres intentaron entrar a la base disfrazados de soldados iraquíes.
Agregó que un grupo de "varios" combatientes suicidas detonaron chalecos con bombas que llevaban bajo sus uniformes.
 
El comunicado indicó que las fuerzas especiales iraquíes apoyadas por la coalición dirigida por USA contra Estado Islámico mataron a ocho de ellos y lograron repeler el ataque.
 
Tal como informó el Pentágono los soldados estadounidenses estacionados en Ayn al Asad, han estado entrenando a tropas iraquíes y a combatientes tribales de Irak.
 
Un comunicado del Consejo provincial de Anbar indicó que unos 1.000 combatientes de EI lanzaron el ataque del jueves 12/02 para tomar el control de la ciudad que se considera estratégica por su proximidad a la base de Ayn al Asad. Funcionarios estadounidenses trataron de restar importancia a la caída de al Baghdadi, pero el ataque a la base ha provocado temores de que los soldados estadounidenses, que hasta ahora sólo han estado involucrados en las incursiones aéreas de la coalición, se vean forzados a un combate directo con los extremistas.
 
Al informar sobre los hechos, el portavoz del Pentágono, contralmirante John Kirby, dijo que los eventos tenían que "ponerse en perspectiva".
 
Indicó que ésta es la primera vez, en los últimos 2 meses, en que el grupo militante toma control de nuevo territorio.
 
Sin embargo, el hecho de que la base donde se hospedan las fuerzas estadounidenses se haya visto amenazada ha provocado que algunos hablen del riesgo de que éstas se vean involucradas en combates con los militantes en el terreno.
 
Tal como señala la corresponsal de la BBC en Washington DC, Naomi Grimley, tras el ataque contra la base de Ayn al Asad, muchos ahora se preguntan si realmente podrá evitarse el despliegue de tropas estadounidenses en tierra para combatir a EI.
Opine en la Web Ir a Urgente24
  Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
Enviar mi opinion por email | Consultas y contacto aquí
Modificar mis datos aquí | Cancelar suscripción a esta alerta. | Baja Definitiva
Este mensaje y la lista de suscriptores a quienes es enviado cumple con lo establecido en la la Ley Nº 25.326 Art. 27 Inc. 3 (Ley de "Habeas Data") de la República Argentina.
Copyright 2013 Urgente 24 | Todos los derechos reservados.

No hay comentarios: