martes, 25 de noviembre de 2014

Nueva jornada de disturbios raciales en St. Louis

 
 
Urgente24.com  |25/11/2014 Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
 
 
 
Alerta | PANORAMA
Opine | Enviar a un amigo Ir a Urgente24

Nueva jornada de disturbios raciales en St. Louis

El área de St. Louis vive otra jornada de protestas después de que un gran jurado decidió no presentar cargos contra un policía blanco por el tiroteo en el que murió un adolescente negro desarmado en agosto, lo que desató una nueva ola de violencia racial. Cerca de una decena de edificios en Ferguson, Missouri, fueron incendiados en la noche del lunes 24/11 y la policía lanzó gases lacrimógenos y granadas aturdidoras contra los manifestantes, informó el jefe de policía del condado de St. Louis, Jon Belmar. La policía añadió que también fueron arrestadas 61 personas. Aunque no se informó de heridos graves, Belmar dijo que los disturbios de la noche del lunes y la madrugada del martes 25/11 fueron "mucho peores" que los generados justo después de que el joven de 18 años Michael Brown perdiera la vida a manos del oficial de policía Darren Wilson el 09/08.

Los abogados de la familia de Brown dijeron que el joven estaba intentando rendirse cuando fue baleado, mientras los que respaldan a Wilson afirman que el oficial temió por su vida y abrió fuego en defensa propia. Los testigos dieron diferentes versiones sobre si las manos de Brown estaban en alto cuando ocurrió el incidente, dijo McCulloch, quien agregó que Wilson percutó su arma 12 veces contra Brown. El tiro final alcanzó a Brown en la parte superior de su cabeza.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Manifestantes quemaron edificios, saquearon comercios y dispararon contra policías en la ciudad de Ferguson, nordeste de Estados Unidos, tras el anuncio de que el policía blanco que mató a un joven negro desarmado en agosto pasado no será juzgado.
 
Doce edificios fueron incendiados y hubo al menos 150 disparos contra los efectivos policiales, dijo el jefe de la policía del condado de San Luis (Misuri), John Belmar.
 
La policía no respondió a los disparos y detuvo a 29 manifestantes sin que haya que lamentar víctimas, agregó el jefe policial.
 
El gobernador de Misuri, Jay Nixon, ordenó la movilización de las fuerzas de la Guardia Nacional para restaurar el orden.
 
También hubo protestas en Nueva York, Chicago, Seattle, Los Ángeles, Oakland y Washington DC, en torno a un caso que ha puesto de manifiesto las tensiones raciales de larga data que existen no sólo en la localidad predominantemente negra de Ferguson, sino también en el resto de USA.
 
Los colegios en Ferguson y las ciudades circundantes anunciaron que no abrirían sus puertas le martes. Había previstas manifestaciones en el exterior del tribunal en Clayton, Misuri, donde deliberó el gran jurado.
 
Los disturbios se produjeron a pesar de los llamados a la calma de las autoridades, desde el gobernador de Misuri, Jay Nixon, al presidente, Barack Obama.
 
Líderes activistas pasaron semanas entrenando a los manifestantes en técnicas de desobediencia civil no violentas, mientras la policía también se sometió a un aprendizaje para rebajar la tensión en conflictos.
 
Sin embargo, los ánimos se caldearon después de que la multitud lanzó ladrillos contra los agentes e incendió varios autos policiales tras la decisión del gran jurado.
 
"No vi muchos manifestantes pacíficos ahí fuera", afirmó Belmar. Agregó que estos disturbios fueron "probablemente mucho peores que la peor noche" de manifestaciones en agosto tras la muerte de Brown.
 
"Por desgracia, esto se salió de control", agregó.
 
La policía de St. Louis informó de fuertes tiroteos en la noche del lunes cerca del lugar donde murió Brown, pero Belmar aseguró que los agentes no dispararon ni una bala, a pesar de que fueron atacados con piedras, botellas y otras municiones.
 
Wilson podría haber enfrentado cargos que van desde homicidio involuntario a asesinato en primer grado, y la familia de Brown dijo a través de sus abogados que estaba "profundamente decepcionada" por la decisión del gran jurado.
 
"Si bien entendemos que muchos comparten nuestro dolor, les pedimos que canalicen su frustración de maneras que hagan un cambio positivo", dijo la familia en un comunicado.
 
Los abogados de Wilson, que recibió una licencia administrativa y se ha mantenido alejado del centro de atención desde el tiroteo, dijeron que el oficial estaba siguiendo su entrenamiento y la ley cuando disparó a Brown.
 
"Reconocemos que muchas personas van a querer cuestionar la decisión del gran jurado. Animamos a cualquier persona que desee expresar una opinión que lo haga de una manera respetuosa y pacífica", dijo el comunicado.
 
Ante el malestar generado por el anuncio de la decisión, Obama llamó a los manifestantes a mantener la calma y a la policía a exhibir moderación.
 
"Tenemos que reconocer que la situación en Ferguson habla de desafíos más amplios que todavía enfrentamos como nación", dijo en una conferencia de prensa transmitida por televisión. "En muchas partes de este país existe una profunda desconfianza entre la policía y las comunidades de color".
 
60 testigos
 
El gran jurado, integrado por 9 miembros blancos y 3 negros, comenzó a reunirse a finales de agosto y escuchó el testimonio de 60 testigos llamados por la fiscalía, así como forenses que realizaron tres autopsias, incluido un patólogo privado contratado por la familia Brown.
 
El policía blanco que mató a un adolescente negro en agosto en la ciudad de Ferguson, Missouri, no ha sido incriminado porque las pruebas presentadas por la fiscalía ante un jurado de instrucción fueron demasiado débiles y las declaraciones de los testigos se contradecían de forma notable.
 
Entre los 10 testigos llamados a declarar, por lo menos siete incurrieron en contradicciones tan flagrantes como situar al joven Michael Brown en tres lugares distintos al momento de recibir los disparos mortales a manos del policía Darren Wilson.
 
Además, al parecer, el testimonio del agente fue tan incisivo que logró convencer al jurado de instrucción de que no tuvo otra opción que balearlo. "Su rostro parecía el mismo demonio, estaba realmente furioso porque lo paré y dije que caminara por la acera", ha dicho Wilson, quien aseguró que el joven de 18 años intentó agarrarle el arma de reglamento con bastante firmeza y energía por lo que forcejaron por espacio de un minuto.
 
El fiscal del condado de St. Louis, Bob McCulloch, declinó decir si la decisión del jurado fue unánime. Al menos nueve miembros del jurado tenían que estar de acuerdo para presentar cargos contra Wilson.
 
Una investigación federal sobre el tiroteo continúa de forma separada, y el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, destacó que los investigadores del Departamento de Justicia aún no han llegado a una conclusión.
 
McCulloch aseguró que los 60 testigos entregaron versiones divergentes de lo que ocurrió en el incidente que provocó la muerte de Brown.
 
Los abogados de la familia de Brown dijeron que el joven estaba intentando rendirse cuando fue baleado, mientras los que respaldan a Wilson afirman que el oficial temió por su vida y abrió fuego en defensa propia.
 
Los testigos dieron diferentes versiones sobre si las manos de Brown estaban en alto cuando ocurrió el incidente, dijo McCulloch, quien agregó que Wilson percutó su arma 12 veces contra Brown. El tiro final alcanzó a Brown en la parte superior de su cabeza.
 
Brown era sospechoso de haber robado cigarrillos de una tienda cercana poco antes de que ocurriera el incidente. La policía dijo en agosto que Wilson no sabía del robo en el momento del tiroteo.
Opine en la Web Ir a Urgente24
  Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
Enviar mi opinion por email | Consultas y contacto aquí
Modificar mis datos aquí | Cancelar suscripción a esta alerta. | Baja Definitiva
Este mensaje y la lista de suscriptores a quienes es enviado cumple con lo establecido en la la Ley Nº 25.326 Art. 27 Inc. 3 (Ley de "Habeas Data") de la República Argentina.
Copyright 2013 Urgente 24 | Todos los derechos reservados.

No hay comentarios: