viernes, 28 de marzo de 2014

Mujica: Si los clubes no identifican barrabravas, no hay policía para el fútbol

 
 
Urgente24.com  |28/03/2014 Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
 
 
 
Alerta | FÚTBOL
Opine | Enviar a un amigo Ir a Urgente24

Mujica: Si los clubes no identifican barrabravas, no hay policía para el fútbol

Hace mucho tiempo que Cristina Fernández de Kirchner perdió el rumbo. Su Administración carece de iniciativa y menos de comprensión de los problemas. Por eso ella perdió 2 elecciones en 2013, destrozó su ambición de reforma constitucional para intentar un 3er. mandato consecutivo y carece de un heredero que le permita que sus políticas duren más de 24 horas con el próximo Presidente. Los 3 presidenciables con posibilidades (Sergio Massa, Mauricio Macri y Daniel Scioli) opinan totalmente diferente a los Kirchner. Un ejemplo de la decadencia de Cristina es la violencia en el fútbol: el Estado tiene el monopolio de la seguridad en la vía pública, comenzando por los accesos/egresos a los estadios y la inteligencia policial durante la semana, y además subsidia el fútbol con la televisación Fútbol para Todos, pero no impuso condiciones a los clubes para que eliminaran a los barrabravas, que siguen gozando de la protección de los dirigentes de los clubes. En cambio, José Mujica, presidente de Uruguay, dispuesto a no permitir que el caso argentino se expanda en su país, decidió cortar por lo sano: si los clubes no identifican a los barrabravas para que las fuerzas de seguridad puedan actuar, no hay cobertura policial y, por lo tanto, no hay espectáculo público posible.

En la foto, enfrentamiento entre la policía uruguaya y barrabravas de Peñarol de Montevideo. La relación que tienen los 2 equipos grandes (Peñarol y Nacional) con sus barrabravas es muy irregular. Tanto Nacional como Peñarol contrataron a barrabravas como empleados o para efectuar tareas de coordinación en materia de seguridad con la Jefatura de Montevideo. Nacional empleó a los líderes de la hinchada: "Sapo" y "Negro Ramón". En tanto Jorge Rivero, alias "Jorgito", y "Adolfo" son los principales referentes de la barrabrava de Peñarol. Ambos líderes y otros 15 barras cobran por brindar seguridad en los partidos, señalaron fuentes policiales. Otro aspecto irregular es la entrega de entradas por parte de directivos de los clubes a los barrabravas.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Hoy (viernes 28/03) a las 15:00, en la Torre Ejecutiva (la sede presidencial en Montevideo, Uruguay), José Mujica recibirá a los presidentes de Peñarol, Juan Pedro Damiani, de Nacional, Eduardo Ache, y de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Sebastián Bauzá, para explicarles el alcance de la drástica medida que adoptó, y discutir soluciones de fondo para erradicar a los violentos del fútbol.
 
Mujica distingue, correctamente, los simpatizantes de los barrabravas. Los violentos son los barrabravas, que inclusive son un peligro para los simpatizantes.
 
Damiani, Ache y Bauzá rechazan que los partidos en el Centenario y el Parque Central queden huérfanos de custodia policial e intercederán ante el Presidente para que deje sin efecto la medida. 
 
El violento enfrentamiento de cientos de barrabravas de Nacional con la Policía en la noche de miércoles 26/03 tras el partido con Newell's Old Boys por la Copa Libertadores, motivó que Mujica resolviera intervenir personalmente para buscar una solución a la violencia en el fútbol.
 
Anoche (juevs 27/03), el subsecretario del Ministerio del Interior, Jorge Vázquez, entrevistado en vivo por Subrayado, remarcó que era Mujica quien había resuelto que la policía deje de concurrir al Centenario y el estadio de Nacional porque, según justificó, "no hay garantías" para su desempeño.
 
Según fuentes del gobierno consultadas por el matutino El País, de Montevideo, Vázquez, quien hasta ahora había liderado todas las reuniones vinculadas a la violencia en el fútbol, se enteró momentos antes de salir al aire de la decisión de Mujica, la que también tomó por sorpresa a los clubes, los neutrales de la AUF y las autoridades del Ministerio de Turismo y Deporte.
 
Minutos después, Presidencia convocó a Damiani, Ache y Bauzá para un "mano a mano" con los 3, en la 1ra. vez que interviene directamente en el tema. 
 
Desde el gobierno uruguayo se señala que, al igual que en el fútbol argentino, hay una falta de compromiso de los clubes grandes con las medidas de seguridad que se proponen.
 
La gota que rebasó la paciencia del presidente ocurrió cuando el ómnibus que trasladaba a los simpatizantes de Newell’s fue atacado por barras de Nacional, incluso a balazos. 
 
“Probablemente, el disparo haya sido en los accesos a Montevideo, donde hubo una pedrea”, dijo Vázquez al diario El Observador, también de Montevideo.
 
El argumento formal de Mujica es que la Policía no dará servicios de seguridad a los partidos que se jueguen en el estadio Centenario o en el Parque Central, donde juegan, habitualmente, Nacional y Peñarol.
 
De tomas maneras, el partido entre Nacional y Liverpool, pactado en el estadio Luis Franzini, sí podría jugarse. 
 
La  respuesta del delegado de Nacional, Alejandro Balbi, no demoró: “O jugamos en todos lados, o en ninguno”, dijo Balbi a Subrayado. 
 
Por eso es que está en riesgo la continuidad del Torneo Clausura uruguayo. 
 
Dirigentes de clubes de fútbol consideran que la medida de Mujica es una presión para que Nacional y Peñarol entreguen los nombres de los violentos, algo que el gobierno reclama a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) desde hace ya varios meses, sin éxito. 
 
Antes, a lasa 12:00, se reunirá la Mesa Ejecutiva de la AUF (la AFA uruguaya) “para tomar resolución con respecto al partido del viernes”, entre Defensor Sporting y Racing, informó Bauzá.
 
Damiani dijo: “Es una mala señal que se detenga el fútbol por 200 delincuentes disfrazados con la camiseta de Peñarol. Por suerte lo dije hace unas semanas. Ahora fueron 200 delincuentes disfrazados con la camiseta de Nacional. Si paramos el campeonato por falta de guardia policial esta gente se va a sentir cada vez más protagonista”.
 
Sin embargo, hasta la fecha Damiani no entregó el listado de los supuestos 200 delincuentes que habitualmente concurren a "alentar" a Nacional.
 
“Mi posición la daré después de la reunión co Mujica. Lo único que puedo decir es que si bien hay hechos condenables de los hinchas, la Policía debería prestarle más atención a ciertas cosas que pasan en los procedimientos”, se limitó a afirmar, intentando transferirle la responsabilidad a la policía.
 
El gobierno considera que “ha implementado todas o casi todas las medidas” de seguridad que están a su alcance, pero que “no hay una contrapartida en ese sentido” de parte de la AUF y los clubes, según dijo Vázquez a El Observador.
 
“Ahora la pelota está en la cancha de ellos”, agregó Vázquez.
 
El gobierno pretende que la AUF apruebe un código de faltas y que los clubes dejen de subsidiar y proteger a los violentos.
 
La Administración Mujica considera que la relación entre los dirigentes y las barrabravas es intensa, igual que en la Argentina, donde los presidentes de los clubes tienen directivos cuya función es ser el enlace con los barrabravas, por ejemplo entregándoles entradas cuando juegan de locales. 
 
Bonomi encargó a la Dirección Nacional de Información e Inteligencia que investigara a las barrabravas e identificara a los violentos. Inteligencia detectó que dentro de la barrabrava de Nacional, autodenominada “La Banda del Parque”, existe un núcleo radical, conocido como “La barra Scarone”, que fue la que protagonizó los enfrentamientos del miércoles 26/03 con la Policía. 
 
En el más reciente clásico oficial entre Peñarol y Nacional (el Boca-River uruguayo), la barrabrava de Peñarol agredió a personal de seguridad contratado por el club y a policías, que intentaron ingresar a la tribuna Ámsterdam. 
 
Hace apenas 4 meses, el 29/11, Bonomi anunciaba ante la prensa “un nuevo modelo” de seguridad en los estadios, que reemplazaría al vigente desde 2008, por el cual no serían los clubes los encargados de la seguridad en las tribunas, sino la Policía. 
 
“Recibimos nuevas directivas. No se necesitará más una orden extra para entrar en la fase de represión”, explicó Robert Yroa, director de la Guardia Republicana, en rueda de prensa. 
 
“El nuevo modelo” tuvo corta vida. Evidentemente no ha funcionado.
 
“Si es necesario que no se juegue más al fútbol, no se juega más al fútbol”, dijo Vázquez.  
Opine en la Web Ir a Urgente24
  Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
Enviar mi opinion por email | Consultas y contacto aquí
Modificar mis datos aquí | Cancelar suscripción a esta alerta. | Baja Definitiva
Este mensaje y la lista de suscriptores a quienes es enviado cumple con lo establecido en la la Ley Nº 25.326 Art. 27 Inc. 3 (Ley de "Habeas Data") de la República Argentina.
Copyright 2013 Urgente 24 | Todos los derechos reservados.

No hay comentarios: