martes, 30 de abril de 2013

La Morenocard original se cargó un precandidato presidencial

 
 
Urgente24.com  |30/04/2013 Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
 
 
 
Alerta | LATINOAMÉRICA
Opine Ir a Urgente24

La Morenocard original se cargó un precandidato presidencial

Sólo restaba saber a qué hora se concretaría el paso al costado de Laurence Golborne de la carrera presidencial y cuántos minutos después Pablo Longueira asumiría ese rol. A Golborne lo destrozó la denuncia de que cuando era directivo de Cencosud hubo una tarjeta de compras promovida por el grupo supermercadista que provocó perjuicios por un monto millonario a los clientes. Luego de un día plagado de especulaciones alimentadas por la participación, en la noche previa, del ex ministro de Obras Públicas en el programa "Frente al espejo" de TVN, donde adelantó que no sería el candidato de la UDI (el partido del presidente José Piñera, quien no puede ambicionar una reelección) si el partido decidía no participar en las primarias de la Alianza por Chile.

Luego del problema con la tarjeta de Cencosud, terminó de destrozar a Golborne la revelación de su participación en una sociedad con sede en las Islas Vírgenes -considerada un "paraíso fiscal"- que fue omitida en su declaración de patrimonio.

 

Un llamado telefónico recibió, pasadas las 18:00 del lunes 29/04, el presidente Sebastián Piñera. Al otro lado de la línea, el ministro de Economía, Pablo Longueira, le ratificó una decisión que ambos habían conversado ya la mañana del sábado: su renuncia al gabinete para asumir la candidatura presidencial de la UDI, en reemplazo de Laurence Golborne.
 
Ese día, Longueira acudió a la casa de Piñera en el sector de San Damián, para abordar el caso INE y la crisis desatada tras el fallo de la Corte Suprema contra Cencosud, por cláusulas abusivas y alzas unilaterales en los costos de mantención de su tarjeta Jumbo Más, tras una demanda del Sernac interpuesta en 2006.
 
Al conflicto generado entre la UDI y RN por el caso Cencosud se sumó el fin de semana la revelación de la participación de Golborne en una sociedad con sede en las Islas Vírgenes -considerada un “paraíso fiscal”- que fue omitida en su declaración de patrimonio.
 
El hecho molestó en la UDI, sobre todo entre los diputados, quienes cuestionaron ayer -durante una reunión de bancada- que ni el abanderado ni su comando hayan advertido al partido de ese hecho, lo que evitó -dicen- que se pudiera anticipar un conflicto comunicacional. A eso agregan que se tornaba “difícil” defender públicamente el rol de Golborne en el caso Cencosud.
 
En la cita de la bancada, además, algunos parlamentarios también sinceraron la falta de un candidato que “entusiasme” y “cohesione” a la UDI. Fueron pocos los diputados que defendieron la opción de continuar con la candidatura de Golborne. No más de cinco parlamentarios argumentaron en esa línea y pidieron que se dejara en claro que la postura de la bancada no era unánime.
 
El rol de Golborne -era gerente general del holding en esa época- gatilló una arremetida del abanderado RN, Andrés Allamand, quien emplazó al ex ministro de OO. PP. a dar “explicaciones” por su desempeño en un caso que calificó como de “graves abusos”. La ofensiva generó molestia en el gremialismo, desató una crisis en el sector e hizo que la candidatura de Golborne perdiera respaldo en la UDI y éste se viera forzado a deponer su postulación, coronando las dos semanas más complejas de su carrera presidencial (ver pág. 4). La situación llevó a la colectividad a levantar ayer la carta de Longueira, líder histórico y uno de los “coroneles” del gremialismo.
 
La situación fue intensamente monitoreada por el gobierno, cuya principal preocupación es asegurar que la Alianza continúe adelante con el proceso de primarias para elegir al abanderado único del sector, algo que la UDI puso en duda durante el fin de semana.
 
En las conversaciones que ha sostenido Longueira con Piñera y con el ministro del Interior, Andrés Chadwick, ambos le hicieron ver la importancia que tiene para el gobierno recurrir a ese mecanismo.
 
Lo anterior, por dos razones: 
 
1) llegar hasta la primera vuelta de noviembre con Longueira y Allamand generaría un cuadro de permanente conflicto y desgaste, y 
 
2) definir al candidato único el 30 de junio permitiría a La Moneda alinearse detrás e intentar traspasar el apoyo del Ejecutivo lo antes posible.
 
El proceso de primarias, en todo caso, genera una fuerte resistencia en varios sectores de la UDI y fue objeto de un intenso debate durante la jornada de ayer. Así, en el voto político del consejo general extraordinario (convocado porque es requisito para inscribir candidaturas) se optó por dejar abierta la opción de desechar las primarias presidenciales, lo que debe ser resuelto antes de la medianoche del miércoles, cuando vence el plazo legal para la inscripción en el Servel.
 
Miembros de la directiva sostienen que a los dos factores esgrimidos por el mandatario se suma la necesidad de entregar una señal de unidad y terminar con las disputas con RN (el otro partido de centroderecha, aliado de UDI), de cara a los comicios presidenciales.
 
Así, las mismas fuentes dicen que el partido optaría por recurrir a ese mecanismo, lo que sería oficializado entre hoy (martes 30/04) y mañana (miércoles 01/05).
 
El propio Longueira, al asumir la candidatura, se mostró proclive al mecanismo, al señalar que “si participamos de las primarias y no ganamos, apoyaremos a quien resulte vencedor”.
 
Momentos antes, en su discurso ante el consejo general, el ex titular de Economía destacó la labor realizada por el gobierno y centró su discurso en la “unidad” de la centroderecha, en línea con el mensaje que entregó Golborne minutos antes, al anunciar el fin de su candidatura.
 
El mensaje de Longueira apuntó a dos factores: posicionarse como opción gobiernista -terreno en el que se había ubicado Allamand- y traspasar a la carta RN los costos del conflicto generado en el sector. Esto último, de hecho, ha sido la tónica de la UDI desde que el ex ministro de Defensa arremetiera contra Golborne.
 
Si bien la forma en que se condujo todo el proceso también generó críticas internas a la directiva de Patricio Melero, en el partido se intentó culpar a Allamand del escenario abierto en el sector. Así, luego de que Golborne anunciara su retiro fue el primer vicepresidente de la UDI, Jovino Novoa, quien tomó la palabra durante el consejo general. Según quienes estuvieron presentes, sostuvo que la postulación del ex titular de OO. PP. se tornó “inviable” por la “deslealtad de los socios”.
 
“Afortunadamente, tenemos la opción de Pablo”, agregó, pidiendo que el respaldo a su candidatura fuera en forma unánime.
Opine Ir a Urgente24
  Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
Por consultas, sugerencias o inconvenientes técnicos haga click aquí
Si desea modificar los temas de las Alertas que recibes, haga click aquí
Recuerde que cuando lo desee puede cancelar o suspender su suscripción a esta alerta.
Este mensaje y la lista de suscriptores a quienes es enviado cumple con lo establecido en la la Ley Nº 25.326 Art. 27 Inc. 3 (Ley de "Habeas Data") de la República Argentina.
Copyright 2010 Urgente 24 | Todos los derechos reservados.

No hay comentarios: