lunes, 13 de julio de 2015

El caso Nisman: "Esto empezó cuando Milani inició su jugada... "

 
 
Urgente24.com  |13/07/2015 Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
 
 
 
Alerta | LECTURA
Opine | Enviar a un amigo Ir a Urgente24

El caso Nisman: "Esto empezó cuando Milani inició su jugada... "

Ahora que Cristina Fernández de Kirchner actualizó la muerte sospechosa del fiscal Alberto Nisman, en sus inverosímiles respuestas al entrevistador de la revista The New Yorker, ella le concede nuevos bríos al relato del periodista Gabriel Bracesco, "Suicidado". En ese texto hay una interesante introducción del general César Milani en todo el episodio, un dato que circuló como rumor, en parte porque el propio Jaime Stiuso se encargó de vincular a Milani con sus infortunios, desde el asesinato a manos de la Bonaerense, de su socio y amigo 'el Lauchón' Viale, hasta las remociones que ocurrieron en la ex Secretaría de Inteligencia. De más está recordar que si todo eso fuese cierto, la salida intempestiva de Milani conduciría a un interrogante, cuyo alcance es desconocido: ¿no dejar cabos sueltos? Vaya uno a saberlo... Aquí un fragmento del libro de Bracesco:

No hay que olvidar que un fiscal de Estado fue asesinado y no hay avances en la investigación. Una multitud marchó el 18F. ¿Por qué ocultarlo?

por GABRIEL MARTÍNEZ BRACESCO
 
Ceviche de pulpo, calamar y camarones en Coya, un restaurante de comida peruana que queda en Tucumán y Esmeralda, a una cuadra de la primera Fiscalía que investigó la muerte de Nisman. Mi informante estaba tranquilo y fumaba un puro cubano, mientras leía a la gente que pasaba por un gran ventanal que daba a una calle angosta de edificios de más de un siglo, pero interminables. Siempre vestía prolijo, con cinturones de cuero y zapatos que parecían recién comprados. Cerraba los ojos para dar bocanadas, pero enseguida recordaba que tenía que estar observando todo. Los abría de golpe.
 
-Sabés como empezó todo esto no ¿no?- me dijo mientras me robaba el único camarón pelado que tenía en el plato.
 
-¿Con la denuncia de Nisman?
 
-No, esto empezó mucho antes, cuando Milani comenzó su jugada.
 
-¿Cuándo?
 
-No conocés la historia ¿no?
 
-No... no.
 
-Esta historia empezó así:
 
-Señora Presidenta, le tengo que dar malas noticias- esas fueron las palabras del Jefe del Ejército que, de una u otra forma, desencaderon los sucesos que desembarcaron en la muerte del fiscal Alberto Nisman. Desde hace un par de años, el Teniente General se encontraba realizando tareas de observación desde la fuerza militar sobre el Servicio de Inteligencia (SI), más conocida popularmente con su viejo nombre: SIDE, Servicio de Inteligencia de Estado.
 
Eran las dos de la tarde de un día caluroso de primavera de 2014. La reunión se llevó a cabo en la Quinta de Olivos, ubicada al nore de la populosa Ciudad de Buenos Aires, que desde hace ya muchos años dejó de ser una población satélite para colisionar con la expansión incontenible del cemento porteño.
 
-Debo comunicarle que sus sospechas y las de su hijo eran ciertas. Alguna de nuestra gente más importante en la SIDE no sólo está trabajando para Sergio Massa (ex jefe de Gabinete, devenido en opositor) sino que también no vieron venir esto. No vieron venir la postulación en las elecciones en 2013 ni tampoco esto -continuó el uniformado, mientras sostenía un papel en su mano que le funcionaba como ayuda memoria realizado por su gente de confianza, por si perdía algún detalle importante.
 
-Ya lo sabía. Pero ¿qué es esto? ¿A qué se refiere? -le preguntó la Presidenta, mientras ponía pausa en el control remoto de un inmento aparato de televisión y acariciaba un cachorro que le habían regalado hacía pocos días.
 
-Nuestro jefe de Operaciones está involucrado... Jaime Stiuso señora. Estuvo trabajando todo este tiempo a nuestras espaldas junto a la CIA y el Mossad para armar una causa contra los iraníes. Nos mintió en la cara. Hay teléfonos que se encuentran muy afectados y sabemos que tienen a alguna de nuestra gente en audios. Nisman ya tiene las grabaciones y las piensa usar en una causa.
 
-Ruso hijo de puta.
 
-Señora Presidenta, no sabemos exactamente qué tienen las grabaciones.
 
-Habíamos arreglado, nos habían dado su palabra, pero no cumplen, no cumplen, no cumplen - decía, mientras golpeaba el respaldo del sillón con su mano recta, como si fuera el cuchillo de un cocinero cortando cebollas de verdeo-. ¡Qué calvario! Échelo y a toda de hijos de remil puta que tiene. Prepárese.
 
El jefe del Ejército tuvo que contener su felicidad y continuar mostrándose preocupado. Era el momento que había esperado: hacerse con el control de la inteligencia.
 
-Si, señora Presidenta. (...)".
Opine en la Web Ir a Urgente24
  Compartir Urgente24 twitter facebook rss urgente24.com google plus
Enviar mi opinion por email | Consultas y contacto aquí
Modificar mis datos aquí | Cancelar suscripción a esta alerta. | Baja Definitiva
Este mensaje y la lista de suscriptores a quienes es enviado cumple con lo establecido en la la Ley Nº 25.326 Art. 27 Inc. 3 (Ley de "Habeas Data") de la República Argentina.
Copyright 2013 Urgente 24 | Todos los derechos reservados.